La Historia de Valentina

historia_valentina_00

La lucha sigue y seguirá, sin dudas, pero lo importante es que no solo ella esta contenida sino también toda la familia.

Mamá de Valentina

CARTA DE LA MAMA

Hablando con papás que están es similares situaciones siento que es moneda corriente el paso por decenas de profesionales hasta dar con un diagnóstico certero.

Un diagnóstico que deseamos y repudiamos a la vez, nos ayuda a comprender a nuestros hijos pero nos causa dolor, tanto dolor… Nos pesa, sin duda, pero un peso que somos capaces de soportar. Solo con escuchar su risa se alivia la carga.

A los 8 meses de Valentina noté que algo no iba bien.

-Ya va a tratar de pararse, algunos tardan mas que otros- me dijo la pediatra

-Pero ni siquiera se queda sentada- le repetí un par de veces.

Al notar esa desidia, que desafortunadamente encontré en varios profesionales, empecé a recorrer de punta a punta toda la cartilla médica.

Dí con el Dr. Colmenero, quien fue el primero que me escuchó y recomendó hacer una consulta con un neurólogo. Valen cumplió un año y teníamos el primer diagnostico: TGD con espectro autista. ¿Qué es eso?

Durante años desfilamos por incontables consultorios. Todos trataron de ayudarnos pero el clic lo hicimos con el Dr. Menzano, además del autismo diagnosticó Síndrome de Rett.

Encontramos a Sandra de su mano y comenzamos por primera vez un tratamiento especializado para Valentina.

La lucha sigue y seguirá, sin dudas, pero lo importante es que no solo ella esta contenida sino también toda la familia.

Se dice que las personas autistas no existen, sino las personas con autismo, en casa entonces somos cuatro.

Arrow
Arrow
Slider

También te podría interesar...

Deja un comentario