Categoría: Testimonios

0

La Historia de Marcos

La historia de Marcos no se diferencia mucho de cualquier historia de un chico con TGD.
Nacimiento normal, primeros meses normales y un día algo se corta, algo se pierde.
A partir de ese momento empieza la duda, el esperar, escuchar esperanzados un” No todos los chicos evolucionan igual”, y en el fondo uno sabe que algo pasó, pero no sabe qué.
Los diagnósticos son por lo general duros. Verdaderamente duros. En ese momento es como escuchar una sentencia. Uno cree que está todo perdido, y ahí es donde uno se levanta y sale, y Comienza el camino.

0

Vos Sos Mi Salvador

Como todo lo que tiene que ver con vos, tu estilo, el color que le pusiste a nuestras vidas, siempre superador y especial. Yo siento que nos viniste a sacar de la mediocridad, de lo absurdo, de lo banal, nos enseñaste a entender que el mundo en general pone la mirada en cuestiones que no valen la pena. Vos, justo que mirabas para otro lado. Nos enseñaste que para “mirarse” realmente, había que sentarse y aprender… y así fue que lo hicimos y así fue que pudimos. Hoy nos miramos y nos conectamos, entre nosotros, y también con nosotros mismos, con nuestro amor.

0

La Historia de David

Soy la abuela de David Feldman y, me apersone en averiguar todo lo concerniente a este trastorno e incluirme para poder entender y ayudar a mi dulce y querido nieto… Al respecto; casualmente ayer salio publicado en el Diario Ámbito Financiero; sección Espectáculos; un Documental que derriba prejuicios sobre el autismo titulado: “FAUSTO TAMBIÉN” (Argentina 2016) Dirección: Juan Manuel Repetto, Guión: V.Andino. Documental de Juan Manuel Repetto.

0

La Historia de Valentina

Hablando con papás que están es similares situaciones siento que es moneda corriente el paso por decenas de profesionales hasta dar con un diagnóstico certero.
Un diagnóstico que deseamos y repudiamos a la vez, nos ayuda a comprender a nuestros hijos pero nos causa dolor, tanto dolor… Nos pesa, sin duda, pero un peso que somos capaces de soportar. Solo con escuchar su risa se alivia la carga.

0

La Historia de Martín

Nuestra historia no debe ser muy diferente a la de muchos papás de nenes con TEA.
Cuando Martín nació era un nene muy simpático y hermoso. Hasta los 2 años hizo lo esperado por los médicos (léase pediatras). Él señalaba, nos miraba, se reía (por suerte nunca dejó de hacerlo) le gustaba y le gusta que lo abracen y lo besen, pero (el doloroso pero) con su papá notábamos unas ausencias, cuelgues o idas a “otro mundo”.